lunes, 10 de septiembre de 2012

LA CONJURA DE LAS REINAS

TÍTULO: LA CONJURA DE LAS REINAS
AUTOR: VALERIO MASSIMO MANFREDI






             Comienza este relato de tintes épicos cuando un extranjero cuenta en el palacio donde lo acogen después de su naufragio, la historia de lo que siguió a la guerra de Troya; lo que les ocurrió a sus héroes al regreso y las verdaderas razones de la guerra. Uno de los oyentes hace de narrador. Corresponde esta época al período entre el final de la Edad del Bronce y el principio de la Edad del Hierro en el mundo helénico
             Los reyes aqueos regresan a sus tierras, sin embargo no saben que las reinas, encabezadas por Clitemnestra, esposa de Agamenón, han planeado derrocarlos. En el complot se verán involucradas en mayor o menor medida Clitemnestra, Helena esposa de Menelao, Egialea esposa de Diomedes y Penélope esposa de Ulises. Desean un matriarcado como en épocas pasadas.
           La reina Clitemnestra, dolida por la muerte de su hija Ifigenia, sacrificada para obtener el favor de los dioses en la guerra, con ayuda de su amante Egisto mata a su esposo quien había regresado victorioso pero apesadumbrado por tanto horror como había vivido.
           Por otro lado Diomedes, rey de Argos, descubre a su regreso que su esposa Egialea planea su muerte. El rey piensa que es la venganza de la diosa del amor, Afrodita, a quien hirió en la batalla cuando ésta interpuso su mano para defender a su hijo Eneas. Por tanto decide abandonar su reino y no provocar una guerra civil entre ellos. Huye entonces en busca de una tierra donde espera fundar su nueva patria. Algunos de sus hombres le siguen.
          Áyax es víctima de la ira de Poseidón y Ulises emprende su interminable periplo. 
          Por su parte Diomedes en su huída emprende una serie de aventuras por tierras de la península itálica, en donde tiene que enfrentarse a guerreros que además de no compartir sus códigos de honor disponen de mejores armas hechas ya de hierro. Pierde muchos de sus hombres en batallas, su nueva esposa no sobrevive a tantas penalidades, las tierras que conquista no son como su amada Argos, el botín de la guerra de Troya que lleva consigo tampoco es lo que él espera. Su última gesta será ir en ayuda de Menelao y en la travesía del mar perecen. Es un héroe al que no abandona la tragedia, sin embargo es también un líder, sus hombres no lo abandonan y comparten su suerte hasta el final por decisión propia.
            Menelao logra evadir la conjura debido a un misterio relacionado con su esposa Helena, y es él quien tiene más posibilidades en adelante de restaurar el orden previo a la guerra. Contará para ello con la ayuda de Orestes, hijo de Agamenón, Pirro hijo de Aquiles y Pisístrato hijo de Néstor.
            Las reinas acaban fracasando en su intento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario